RUTINA FACIAL IMPRESCINDIBLE PARA COMBATIR LA FOTOPOLUCIÓN

En este post os voy a hablar de los productos cosméticos que son para mí necesarios, básicos e imprescindibles en la rutina facial diaria por la mañana.

No voy a meterme en tratamientos específicos según el tipo de piel o patología dérmica, voy a centrarme en los que son necesarios y perfectamente complementarios y adaptables a rutinas específicas.

En primer lugar os cuento que el 80% del envejecimiento cutáneo es provocado por el sol y, hoy en día, sobre todo en las grandes ciudades, por la polución, que multiplica por 7 el fotoenvejecimiento.  De manera que las pieles que lo sufren pierden luminosidad, tersura, se vuelven apagadas, con imperfecciones, arrugas. Por tanto, es muy importante, ineludible, utilizar diariamente productos para combatir los efectos de estos 2 factores, combatir la FOTOPOLUCIÓN.

Así pues, qué rutina básica e imprescindible os recomiendo por la mañana:

1- LIMPIEZA FACIAL.

Si ya por la noche has realizado la doble limpieza, no es necesario repetir este tipo de nuevo por la mañana a no ser que te sea necesario, te guste, tengas tiempo.

Podemos limpiar la cara con un gel, una espuma, una leche limpiadora o un aceite y luego aplicar el tónico.

La exfoliación la dejamos mejor para la noche, porque nuestra piel se regenera mejor en ese momento del día, sobre todo a las 2.00 AM, y, además, si nos va a dar el sol, tras la exfoliación la piel queda más sensible, podemos sentir irritación, por tanto es más adecuada la exfoliación de noche.

2- ANTIOXIDANTE:

Por la mañana es fundamental un antioxidante para protegernos de la acción de los radicales libres. Además ayudan a combatir las líneas de expresión y la hiperpigmentación.

Qué nos provoca la oxidación celular? Pues la exposición a factores externos sobre todo, esto es, el sol, el estrés, la mala alimentación dormir poco, la polución. Es cierto que nuestro organismo cuanta con antioxidantes propios como la vitamina C, el glutation, la vitamina E, la ubiquinona y el ácido alfa-lipoico. No obstante, conviene ayudar a nuestra piel con antioxidantes extra. Aunque utilicemos un solar y un serum antipolución, es recomendable aplicar un antioxidante, pues los fotoprotectores protegen nuestra piel hasta un 55% frente a los radicales libres, siempre y cuando este protector solar esté correctamente aplicado y replicado, que no suele ocurrir siempre.

Qué antioxidantes pueden venir bien?

Cosméticos con vitamina C, con ferúlico, con vitamina E sobre todo. Lo ideal es una combinación de ambas, pues la vitamina C es hidrofílica y la E es lipofílica, por tanto, como en la estructura de la piel nos encontramos con zonas de ambos tipos, lo ideal sería la combinación de ambas.

La vitamina C combate la acción de los radicales libres, protege las células del estrés oxidativo, Ayuda a mejorar el aspecto de las líneas de expresión y arrugas ya que interviene en la síntesis de colágeno y elastina, y también ayuda a reducir la hiperpigmentación, pues es inhibidor enzimático de la tirosinasa, actuando sobre la síntesis de melanina.  Nuestra piel luce más luminosa, más uniforme, más tersa.

Al ser hidrofílica puede tener problemas en atravesar la dermis, pues los corneocitos están recubiertos de un «cemento» mayoritariamente compuesto por grasa.

Además, la vitamina C pura es irritante y poco estable, debe ser formulada a un pH entre 2,5-3 para mantener su estabilidad, es un pH ácido que puede irritar la piel. Entre un 10% y un 20% de vitamina C pura es lo indicado. Más de ello no implica mejor efectividad.

Para evitar la irritación se formulan productos con derivados de la vitamina C, como los ésteres de vitamina C. Son menos potentes en la acción, sus efectos se ven más a largo plazo, pero no irritan ya que pueden ser formulados a pH 5,5 que es el pH fisiológico de la piel. Otra manera de evitar esta acción irritante es utilizar liposomas, de modo que la vitamina C no se degrada tan rápidamente y además, puede llegar a partes más profundas de la piel.

Existen en el mercado productos que combinan vitamina C pura y sus derivados, para potenciar efectos sin irritar. También, para compensar la menor efectividad de los derivados de vitamina C, muchos productos van reforzados con otros antioxidantes como la vitamina E, el ácido ferúlico, el resveratrol.

El ferúlico es un antioxidante del que ya os hable hace unos meses que me encanta y por tanto también lo recomiendo. Podéis leer el post sobre él AQUÍ

EJEMPLOS:

 3- ANTIPOLUCIÓN:

Sobre todo si vivimos en las grandes urbes, con mucha contaminación, es imprescindible este tipo de cosméticos que refuerzan la acción defensa de la piel.

Como he comentado antes, la polución (partículas en suspensión del ambiente, el smog de las ciudades) multiplica x 7 el fotoenvejecimiento.

Cierto es que hay varias maneras de combatir la polución en cosmética:

– FÓRMULAS ESCUDO FÍSICO: Estas fórmulas utilizan polímeros no oclusivos que evitan que las partículas contaminantes se adhieran a la epidermis.

Este tipo de cosméticos se aplican al final del todo, encima del fotoprotector.

Os hablo de ellos en un post de hace unos meses, lo puedes leer AQUÍ

– FÓRMULAS CON INHIBIDORES DEL AhR: Las partículas contaminantes pueden penetrar en las células mediante el receptor de hidrocarburos de Arilo (AhR), y comenzar la cascada de oxidación celular. Algunas fórmulas emplean activos para inhibir la activación del AhR, de modo que los contaminantes no entren en las células.

Este tipo de cosméticos se aplicarían antes del fotoprotector.

EJEMPLOS:

4- FOTOPROTECTOR:

Recomiendo un fotoprotector que tenga filtros para las radiaciones UVA, UVB, IR-A y para luz azul (HEVL), pues estas radiaciones que emiten los aparatos electrónicos nos inciden varias horas al día.

Y además de que protejan, que reparen el posible daño de las radiaciones en el ADN celular. Así pues, aquellos que lleven fotoliasa, enzima que repara los dímelos de timina, mutación del ADN causada por las radiaciones UVB sobre todo. Hace un tiempo escribí un post sobre la FOTOLIASA, puedes leerlo AQUÍ 

 También que lleven extracto del helecho Polypodium leucotomos, que no sólo repara el daño inmediato, como las quemaduras, sino los daños en ADN a largo plazo. Protege y regula la respuesta inmunológica de la piel frente al daño externo y, por su acción antioxidante, consigue neutralizar y eliminar los radicales libres que se generan durante la exposición solar, así como los que se puedan generar tiempo después de la misma.

 EJEMPLOS:

Espero que os resulte útil el post!!

Cualquier duda, me podéis escribir en comentarios o vía instagram o vía mail a info@farmaciaalegreperez.com

Teresa Gil. Farmacia Alegre Pérez.

2 comentarios de “RUTINA FACIAL IMPRESCINDIBLE PARA COMBATIR LA FOTOPOLUCIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.