SARNA EN HUMANOS

La Sarna o Escabiosis es una zooparasitosis humana producida por el ácaro Sarcoptes scabiel variedad hominis.

 

TRANSMISIÓN:

Se transmite por CONTACTO DIRECTO ENTRE PERSONAS, sobre todo entre convivientes (por eso es muy frecuente que se se contagien familias) y en sociedades sobremasificadas.

Su CONTAGIO ES MUY RÁPIDO.

Fuera del cuerpo humano, el tiempo de supervivencia del ácaro es de 24-36 horas.

 

SÍNTOMAS: 

Suelen aparecer tras la exposición al ácaro entre 2 semanas y 1 mes antes.

Muy frecuentes en zonas cálidas del cuerpo como pliegues cutáneos, espacios interdigitales, codos, muñecas, palmas de las manos, pliegue debajo de las nalgas, zona mamaria en la mujer y en el pene en los hombres, las ingles.

Debajo de brazaletes, relojes de muñeca, anillos.

 

-PRÚRITO INTENSO, sobre todo POR LA NOCHE. Puede manifestarse antes que el resto de síntomas.

– En adultos, el prurito y demás síntomas se manifiestan en la cara anterior de las muñecas, el borde cubital de la mano y en espacios interdigitales (entre los dedos). En el hombre es frecuente en el pene, y en la mujer, en la zona mamaria.

– En niños, en las palmas de las manos sobre todo.

– En bebés en las palmas de las manos y las plantas de los pies, sobre todo.

Evitar rascarse para prevenir la aparición de patologías secundarias e infecciones por las heridas provocadas por rascado. Mantener las uñas y manos bien limpias para evitar contaminar estas heridas.

-ERITEMA Y PÁPULAS.

-SURCOS EN LA PIEL: se forman porque el ácaro hembra, que habita en la capa córnea de la epidermis, labra surcos en ella por los que avanza y deposita sus huevos. Estos surcos son perceptibles a simple vista, y suelen medir 2-3mm de longitud.

 

TRATAMIENTO:

El objetivo de los tratamientos será la ELIMINACIÓN DEL ÁCARO y CALMAR LOS SÍNTOMAS.

No sólo hay que tratar al paciente contagiado, sino también al resto de personas que hayan estado en contacto estrecho y directo con él.

El tratamiento lo debe prescribir un médico, NO AUTOMEDICARSE.

Consiste en la combinación de medicamentos vía oral y tópica.Según el estadío de la patología, síntomas y tipo de huésped, el médico podrá prescribir antihistamínicos, corticoides, peregrina, ivermectina, benzoato de bencilo, lindano.

 

PREVENCIÓN:

Al ser una patología tan contagiosa, lo mejor es prevenir el contagio.

EVITAR EL CONTACTO DIRECTO con la persona contagiada.

Lavar a 60ºC toda la ropa y limpiar también los demás objetos textiles que hayan estado en contacto con el paciente contagiado: sofá, sábanas, almohadas, colchones, asiento del coche, peluches, cojines, toallas…

Aspirar a diario alfombras y moquetas.

Ventilar la casa.

 

OBSERVACIONES:

La sarna humana no contagia a los animales, ni la sarna de animales contagia al humano.

El contagio se puede producir en personas con una higiene personal correcta, en todas las clases sociales y todas las edades. NO DISCRIMINAR.

Muy importante la prevención, el diagnóstico correcto y precoz y un tratamiento correcto y personalizado, así como cumplir las pautas y posología como indica el médico. NO AUTODIAGNOSTICARSE NI AUTOMEDICARSE. Un diagnóstico y tratamiento erróneos puede dar lugar a complicaciones en nuestra salud.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.